jueves, 17 de enero de 2008

OS PRESENTO A "NEURONIA"


Al igual que los partidos políticos, voy a repartir trabajo y responsabilidades, ya no seré yo el que os escriba los anagramas, es demasiado esfuerzo mental y no me siento capaz de asumirlo, así que:
Os presento a Neuronia, va a ser la neurona de mi cerebro encargada de hacer los anagramas, es una neurona joven, con ganas de trabajar y viene avalada con las mejores recomendaciones.
Proviene de una familia con 100.000 millones de hermanas y destacó desde muy pequeña por su mala baba, su sadismo y sus ganas de complicarle la vida a los demás, además es muy coqueta y me ha comunicado su intención de quedarse con el bolso de cuero, así que no os fiéis ni un pelo, mañana por la tarde será ella quien escriba.
Ha sido un placer confeccionaros los anagramas, pero a partir de ahora no quiero saber nada, allá os las apañéis con esta individua con cara de "criminala".
Snif,snif, me he emocionado, las despedidas son siempre tristes, os llevaré siempre en mi recuerdo, adios.

Pedro.M.B.

9 comentarios:

Ana dijo...

entiendo tus razones y que estés harto de nosotr@s pero aunque nos abandones, yo te seguiré siempre prefiriendo a ti.
sniffff

Rosa dijo...

¡Bienvenida Neuronia! Miedo me da el próximo anagrama. Aquí nos quedamos esperando.

RosaMaría dijo...

Eres tan creativo! Veré si soy capaz de resolver algo de lo que propone tu "ayudante".
Pasate por mi blog que tengo una sorpresa para vos.

nievesdq dijo...

Pues anda qué... si yo ya lo tenía claro con el autor inicial de los anagramas... si ahora nos entra un@ becaria joven y con cara estrábica,y sus cualidades son la mala baba y las ganas de complicar la vida a los demas :-(( me da a mí, que con esta nueva fase de anagramas, me voy a fijar bien en el reportaje que nos pusiste para la confección del bolso, porque de lo contrario me conformaré con las bolsas del Corte Inglés, que suelen ser muy monas, y además las regalan jajaja. De todos modos, por aquí pasaré el viernes, pues no voy a ser capaz de superar la intriga, de lo que va a acontecer.

Pedro dijo...

Comprender que el relevo generacional se imponía, yo seguiré llevando el rumbo pero el trabajo duro se lo dejo a ella.
¿A qué tiene cara de sádica...?
Nieves, no la provoques llamándola estrábica, porque es muy rencorosa y capaz de cualquier desaguisado.
Un besote.

Soraya dijo...

Pedro que linda la Neuronia, y se ve que tiene una carilla con ganas de complicar la vida a todo el mundo.
Ademas me parece que puedes establecer un premio con la imagen de ella, y retar a quien gane los anagramas a que te haga uno en su blog.
Esta linda ...me gusta mucho...je,je,je tiene mucha femeneidad...y ademas parece media retorcidilla.

Un beso muy grande,

Soraya

Shikilla dijo...

Creo que neuronia si es femenina no puede ser muy mala, pero eso sí, lo que puede ser es retorcidilla, ya veremos cómo es su debut, me pregunto si no habrás creado a neuronia para que haga el "trabajo sucio", es decir, para ponernos piedrecitas en el camino.

Sea como sea, pienso luchar por mi parte para quitarle el bolso de las manos!!!

Por cierto, buena tu receta del revuelto con salmón, la pienso hacer el finde, y la caldereta colorá también tiene buena pinta, esa la dejaré para más adelante.

Ya queda solamente un día.....neuronia, ¡aquí te espero!

RosaMaría dijo...

Bueno Pedro, todo aclarado, así que podés pasar a recoger el premio por mi blog. El cumpleaños y la proximidad de los 70 me dejó turula...

Eowyn dijo...

Hola Pedro:

Muy maja Neuronia, yo creo que seguro que es una "caxonda neuronal", XD.

Siento visitarte tan poco últimamente, pero es que no tengo tiempo ni de visitarme yo misma...ainss que malos son los cierres de año.

Por cierto tengo varias recetas de la migas alentejanas, he preguntado a conocidos si sabían como era la receta del restaurante que me decías. Incluso en clase de portugués, pero nadie me dice de las que tengo cual es la que ponen en ese restaurante. Yo creo que este finde termino de traducirlas (lo mismo trabajo en balde por que tu hablas portugués quizás...)
En fin tu me dirás, cuídate

un abrazo