lunes, 17 de noviembre de 2008

ARROZ CON LECHE, DE LA ABEJA MAYA


¡Vamos a leer con cuidado, no es:"arroz, con leche de la abeja Maya", es:"arroz con leche, de la abeja Maya", la diferencia estriba en dos cosas fundamentales:
1ª/ Las abejas, tienen muy mala leche, pero no dan leche, quienes dan leche son las ovejas.
2ª/ Es una cuestión gramatical, para eso están las comas.

Era una tarde tranquila y placentera y digo "era", porque todavía no se me había ocurrido hacer arroz con leche, pero el hombre propone y Dios dispone...
Llevaba ya días, que mi hijo me había pedido que le hiciera arroz con leche y pensé que era bueno tener una moneda de cambio para cuando tuviese que pedirle un favor informático, así que me puse manos a la obra.
Tenía secándose desde hacía unos días unas peladuras de mandarina, que metí en una redecilla de las de los asados y también tenía en mente que cuando hiciese arroz con leche, iba a utilizar menos azúcar e iba a emplear algo de miel, así que utilicé los siguientes ingredientes:

ingredientes:

400grs de arroz.
2l de leche.

300 c.c. de nata.
3 bastoncillos de canela.
canela molida.
Pieles de naranja, limón o mandarina.
200 grs de azúcar.
1/2 vaso de miel.

Comenzaron las desdichas, cuando me percaté que no tenía
canela en rama, así que la sustituí por media cucharadíta de canela molida.

Se lava el arroz en agua fría, hasta que el agua salga clara.
Se cubre con agua fría y se pone a hervir durante 5 minutos, se saca se aclara con agua fría y se pone a escurrir.
Ponemos a hervir la leche, la nata, la canela y las mondas de mandarina, limón o naranja. Añadimos la miel y el azúcar removiendo continua
mente para que no se salga la leche al hervir.


¡Ding-dong! ¡Ding-dong! Atendemos la llamada de la puerta. Por la forma de ladrar de Sula y de Nina, intuyo peligro...
¡Efectiviwonder! son niños del Colegio de Cala Ratjada vendiendo Lotería de Navidad, para el viaje de Fin de Curso.

Entro en casa, cojo la escopeta de cañones recortados y disparo con postas de sal gorda ¡PAM! ¡PAM!...., no alcanzo a ninguno, porque corren como liebres...
Cuando vuelvo a la cocina, se me ha salido la leche....¡@#$%*]·#@!


Vuelvo a cargar la escopeta y salgo con mis perras a ver si todavía puedo alcanzar a alguno, pero no los veo..., lastima...!
Echo el arroz en lo que queda de leche y lo dejo hervir hasta que está en su punto (15 minutos más o menos) removiendo para que no se pegue el arroz al fondo y no se queme el azúcar.
Sirvo el arroz en unos cuantos recipientes (muchos, porque hice para un regimiento) y espolvoreo canela por encima, ayudándome de un colador pequeño metálico.
Se deja enfriar.
¡Dítos niños...!

Pedro.M.B.

27 comentarios:

Su dijo...

Ja, ja, si es que la leche tiene muy mala leche...tenia ganas de que pusieras esta receta, ya que se que es tu especialité.
Un beso fuerte

Aguijón dijo...

Me ha hecho mucha gracia... lo siento por tí.

Ánimo y, hoy lunes, seguro que lo puedes preparar con más calma.

un abrazo,

Rosa dijo...

Da gusto venir a esta casa. Entres como entres siempre te vas con una sonrisa en la cara. Espero no interrumpir el día que estés cocinando jeje.
Besos

recetasdemama.es dijo...

Jamás me pasaría eso... no porque sea muy cuidadosa o porque a mi casa no vengan niños #&¢∞#-... es que el arroz con leche es el único postre que no he podido tragar en mi vida

Ana

comoju - Cova dijo...

Si es que siempre pasa igual jajajjaja.
Cuando más tenemos que estar pendiente de lo que tenemos al fuego... más se nos tuercen las cosas y siempre pasa algo jajajja
Pero si al final estaba rico... que te quiten lo bailao..

Un saludillo

cibercuoca dijo...

Abuela, cómo se atreve a llamar inútil a Pedro, no ha visto todas las cosas que hace? escribe, me hace reír, a mí y a mucha gente, cocina, hace comida para los perros, dibuja y etc etc.
Besos Pedro

Pedro dijo...

Su.-
No es mi receta original, ha sido una prueba y creo que le ha dado muy buen sabor la abeja Maya,

Aguijón.-
¡Tenías que haber fregado tú la vitrocerámica! ¡Simpático!

Rosa.-
¡Ya decía yo que me faltaba algo...!
¡Así que fuiste tú quién se llevó la sonrisa...!

Recetas de mamá.-
¡A ver, Ana, bonita, abre la boquita...!
¡Una para papá..., otra para mamá...! y si te lo comes todo te llevo al parque...

Comoju-Cova.-
Sí, estaba muy rico, pero lo que lamento, fue fallar los dos tiros...DITOS NIÑOS...¡

Cibercuoca.-
¡Déjala, pobrecilla, a mí me cae muy simpática, estoy pensando ficharla para futuros comentarios de final de entradas.

Un abrazo a tod@s.

barbara dijo...

Que poco me gusta que se salga la leche del cazo, yo creo que hubiera salido en busca de los nios y se lo hubiera hecho limpiar a ellos, je,je, pero el arroz con leche se ve estupendo, tomo nota de la receta. un abrazo.....

Terly dijo...

Me da la impresión, Pedro, de que la abuela no te tiene mucho aprecio...
De todas formas pienso que eres un explotador de hijos, mira que hacerle un arroz con leche para que te salve de tus errores informáticos... De todas formas, así, cualquiera, frecuentemente yo me rompo la cabeza y me la encuentro hecha pedazos encima del teclado.
Un abrazo.

Pedro dijo...

Barbara.-
¡No veas cómo corrían, no me dejaron apuntar bien...!

Terly.-
Definitivamente, voy a fichar a la abuela, estoy buscándole un nombre, admito sugerencias...

abrazos blogueros.

mai dijo...

- Pedro y quién limpió la encimera??? jajajaaja con la rabia que me da a mi que se vierta algo y luego correr para que no quede pegado.

Un saludo

Pedro dijo...

Mai.-
Yo a los palacios subí,
yo a las cabañas bajé,
sus cocinas visité
y en todas partes dejé,
lo dice Pedro Montoro,
la encimera reluciente,
como los chorros del oro.

¡Y ahora vas y lo cascas!

Shikilla dijo...

¡Un momento!, tú ¿no serás Papá Noél disfrazado de Pedro Montoro?, no lo digo por nada, es que también él tiene pinta de ser gruñón y, sin embargo, fijate qué derroche el día de Navidad en regalos y pasteleos y pelotilleos varios con los niños (los míos no, que tienen a los Reyes Magos).

Bueno, la receta del arroz con leche me ha gustado mucho, ésta sí que la hago ¡¡¡ya!!!, que desde que me he quitado de fumar si no cocino o hago algo con las manos, me acuerdo mucho del cigarrillo :(

Un beso, Herodes!!

MARISEL dijo...

Bueno pero al final el arroz con leche salio....mira que me antojaste, creo que en este instante iré a prepararlo, haber si no tocan mi puerta jaja.
Bueno uno siempre aprende cosas nuevas jamás lo he hecho con miel.
Ya te contare como salio.
Besos
Marisel..mujer de luna

Pedro dijo...

Shikilla.-
¡Pero qué diiicess...! ¡Si los pillo, me los como!
Ten cuidadín con el síndrome de abstinencia tabaquil, que hay cosas que duran un minuto en la boca y toda una vida en la cintura...
¡Pero si se lo han de comer los gusanos, que se alimenten bien los pobrecicos...!

Marisel.-
Sale muy rico, la miel y la nata le dan una textura más cremosa.
¡Claro, te tiene que gustar el sabor de la miel...!

Besines.

Raquel dijo...

No cojía lo de la abeja Maya madre que corta jaja... bueno y tranquilo que eso pasa hasta en las mejores familias.

Terly dijo...

A la abuela le pondría
el nombre de Nicanora,
que siempre está de mal humor
y ofendiendo a todas horas.

Pedro dijo...

Raquel.-
Sí, mujer, la abeja Maya, la que se fue de los Apeninos a los Andes en busca de su mamá, con su mono Amedio, ja,ja,ja,aj.aj.ja,aaaaj (me he atragantao)

Terly.-
Llegas tarde amigo Terly,
ya la bauticé Venancia,
tiene genio, mala leche
y las ideas muy rancias.

Pero podemos llamarla
"La Venancia Nicanora",
se pasa el día gruñendo
y protesta a todas horas.

¡Hala,Raquel, eres la madrina, mándame unas perrillas para celebrar el bautizo y tú Terly,
me mandas unos miles de euros para pagarle los estudios.
¡Me quedo esperando...!

Azul Purpura dijo...

jaja eso pasa por hacer arroz con leche. Es de lo que me libro pues nunca me ha gustado, aunque reconozco que lo has bordao, con desborde y todo!

Pedro dijo...

Azul purpura.-
Te digo lo que a Ana, ¡abre la boquita, esta para papá y esta para mamá y como no te comas el plato entero, no ves la tele...!
¡Con lo que me ha costado hacer este arroz, me vais a vanir con asquitos...! ¡Leches!
¡Te has quedao sin beso, hala...!

Mª Ángeles dijo...

Hummmmm, me acabas de despertar el apetito goloso. ¡Qué buena pinta tiene ese arroz con leche! A mí me gusta más sólo con azúcar, pero has hecho una sugerencia muy buena y más sana que el azúcar, además el título te ha quedado cmo muy de cocinero de esos de nouvelle cousine que utilizan un nombre muy rimbombante para un plato sencillo.
Saludos

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos días Pedro. Venía a darte las gracias por tu sonrisa en mi blog y me encuentro con mi plato favorito y eso que pones que tu mejor premio somos quienes te venimos a ver y las fotos de los perros... Vamos que volveré, con tu permiso.
Saludos desde madrid

martuki dijo...

Tu sabes que en Asturias, mi tierra hacemos un arroz con leche de rechupete??, pero éste tuyo, no sé yo... igual hasta nos superas porque la pinta es pa quedarse ahí embobada en la pantalla. Hace tiempo que te sigo a tí y a tu contraria, que vaya cosas ricas que hace, y tengo que decir que no me extraña que tenga esa cara de alegría y de buena persona, desprendeis todos un buen rollo... hasta tus perritas! jajajaja

Pedro dijo...

Mª Ángeles.-
¡Pues pensaba titularlo: "Gramínea lacteada al aroma de las mieles silvestres", pero me contuve...!

Mª Ángeles Cantalapiedra.-
¡Gracias a ti por tu comentario y por gustarte mi arroz y mis perritas, puedes volver cuando quieras, no te ladrarán!

Martuki.-
Ja,ja,ja, me estáis nombrando en todos los comentarios a mis perras,
¡ya sabéis mi punto flaco...!
¿Qué estaréis buscando...?
¡Os advierto que el arroz ya se acabó...!
¡Bueeeno, haré maaas...!

Besuqueos blogueros.

Capricornio dijo...

Jaja toda una odisea de historia. Que buen toque la foto de la leche afuera!
Espero el resultado sea tan pleno como lo asume mi pensamiento. Entre las versiones que conozco de arroz con leche, ésta, es muy original!

Pedro dijo...

Capricornio.-
También hay que enseñar la trastienda, las recetas bonitas, muchas veces han dejado la cocina hecha un campo de batalla.

yanosky garcia dijo...

arroz con leche tiene muy mala leche jajajjaja