domingo, 5 de abril de 2009

CALLOS A LA MADRILEÑA.

Nota: Por problemas con mi cámara fotográfica, me veo obligado a poner un fotografía de Flickr. En "cuantico" se resuelvan dichos "poblemas" volveré más alto, más moreno y con los ojos más verdes a poner mis propias "afotos".

Hoy vamos a elaborar una receta del libro de cocina de mi amiga Maribel (la conocí el otro día, pero parece como si nos conociéramos desde hace 45 años) que es una excelente cocinera (mi sino es estar rodeado de buenas cocineras toda mi vida)
La receta va a ser la de los Callos a la Madrileña y voy a seguir paso a paso sus indicaciones, pero.... ¡En verso!

Este es el libro de Maribel que, aunque editado, no está en las librerias, además la muy petarda no se decide a escribir en un blog ¡qué se le va a hacer...!

Primero, os voy a poner los ingredientes: (para cuatro mortales)

1 kg de callos limpios.
1/4 de kg de morro de ternera en trozos.
Una pata de ternera en trozos.
Chorizo para guisar.
Un trozo de jamón.
Una morcilla seca.
Cebolla, ajo, perejil, laurel, pimienta en grano, guindilla de Cayena.
Un tomate maduro.
Pimentón de la Vera (dulce o picante)
Pan rallado.
Cominos.
Aceite de oliva.
Sal.

elaboración:

Lavamos patas y callos,
( la limpieza que no falte)
y el morro con agua clara
y un chorrito de vinagre.

Después de dicha limpieza,
con cariño y con pasión,
las patas morros y callos
van a la olla a presión.

También se pone el chorizo,
el jamón y la morcilla,
los ajitos, el tomate,
el perejil, la guindilla,
unos granos de pimienta,
una pizquita de sal,
se cubre todo con agua
y se tapa ¡qué genial!.

Dejaremos que se cueza
en la olla media hora
y cuando pierda presión
¡destápela ud, señora!

El tomate, los ajitos
y el perejil, los sacamos,
pero hacemos un sofrito
con cebolla y pimentón,
echándolos en la olla,
para que sepa mejor.

Al sofrito añadiremos
el tomatito pelado
y para que espese el caldo,
un poco de pan rallado.

Deberemos añadir
unos ajitos pelados,
el perejil ya cocido
y unos cominos majados (*)

Y con media horita más
que lo tengamos al fuego,
reduciremos el caldo
para poder comer luego.

(*) Majar: Machacar una cosa, desmenuzándola o aplastándola
(majaremos los ajos, el perejil y los cominos)

Y como diría el conejo Bugs Bunny: ¡Esto es to...,esto es to..., esto es todo, amigos!

Pedro.M.B.

21 comentarios:

Begoña dijo...

Pero qué arte tienes Pedro, una poesía de la receta de los callos!!!!
Te ha quedado genial y casi soy capaz de prepararlos....bueno tan fácil no...
Un saludo, Begoña

recetasdemama.es dijo...

Se que puede sonar a una barbaridad... pero nunca he comido callos... en esos tuyo seguro que sería capaz de mojar una buena sopa de pan

Besos. Ana

Claudia dijo...

Jajajajaj, un espectaculo la receta en versos Pedro!!!!Que flia. de artistas por Dios!!
Me gusta mucho el " mondongo", asi lo llamamos en mi pais y "tripa" le dicen aca en Italia .Aunque yo lo preparo diferente...este es mas completito .Casi casi que me vinieron ganitas...
Besos

María (lady) dijo...

!Ay! Dn. Pedro,
una vez al año
y ¡no más!
los como yo.
Me lo tiene prohibido
Papá Colesterol.

Le han quedao tan guapos
la receta y su explicación,
que ... no sé, no sé
si podré evitar la tentación.

Besotes a mogollón!

Isabella Gispert dijo...

Que manera tan divertida de presentar la receta. Además, fácil de aprender, así no hará falta tener el libro a mano, sólo con recordar la poesía con su cancioncilla es suficiente :D
Me gusta, si señor.
Un beso

Pedro dijo...

Begoña.-
Yo las rimas se las aplico hasta a la Declaración de Hacienda.

Ana-recetas de mamá.-
¡Es que unos callos sin mojar pan es como una pastelería sin dulces...!
¡Y ya va siendo hora que los pruebes!

Claudia.-
Pues no te cortes, prepárate unos, o vente para aquí y te invito a comer.

Maria(lady).-
¿Qué es la vida...?
¡un frenesí!
¿qué es la vida...?
¡una ilusión!
Así que conmigo di
que el colesterol es cuento
y disfruta del momento,
¡que los callos, callos son!

Isabella Gispert.-
¡Pues si la receta te gusta, con los callos ibas a flipar...!

Daos por besadas.

manolito dijo...

En mi vida he visto yo
lo que leí esta mañana
una receta de callos
perfectamente rimada.
Acabando ya este día
la musa me ha visitado
y aquí me tienes, amigo,
mandándote este rimado.
Eres fenómeno, Pedro.
El mejor de los "blogueros".
Estos callos se merecen
que los lea el mundo entero.
Un abrazo

Shikilla dijo...

Mira que el tema no llama mucho al verso, callos y rimas pareciera que se llevan mal, pero sales airoso con tan sabrosa receta.

Besos

MentesSueltas dijo...

Hola Pedro, un placer recorrer tu mundo de sabores y recuerdos familiares, que no olvido.

Te abrazo desde Buenos Aires
MentesSueltas

mariajesusparadela dijo...

Qué majo (no que majado), menudo plato para mi airbag...Pedro, pedro, que ya me sobran kilos...

Pedro dijo...

Manolito.-
Tu métrica me ha sorprendido
y tu rima me ha agradado,
así que te invito a callos
porque te los has ganado.

Shikilla.-
Hay que alimentar el espíritu y el estómago, y los callos no están reñidos ni con uno ni con el otro.

Mentes Sueltas.-
Encantado de recibirte en mi humilde blog, ¡pasa y siéntate a la mesa!

MªJesús Paradela.-
Te digo lo mismo que a Maria(lady)
¡Disfruta del momento,
que los callos, callos son...!

Un fuerte abrazo para todos.

Julito dijo...

Yo te lo digo en prosa,
ya que versos no se hacer
y aunque no sea menester
tiene huevos la cosa

En otras palabras: eres un figura macho!!!

Como buen madrileño que soy, los callos son una de mis comidas fetiche, así que como puedes figurarte, esta receta me ha llegado al alma.

Nabrazote

La Cocina mia dijo...

Ay que plato más rico. Además yo lo hago casi igual que tú. Riquísmo y para mojar sopa.

Un abrazo

El futuro bloguero dijo...

Otro madrileño encantado con tu receta, y con tus versos, y ese caldillo cremoso que ya me estoy imaginando...

Me encanta echar unos barcos de pan a navegar en ese caldo, tan bueno para untar...

Hay un sitio que me gusta mucho en Madrid, que prepara unas tortillas de patatas con callos, im-presion-antes

García dijo...

D. Pedro: es usted un genio. Por todo.
Y entonces, ¿dónde compramos el libro de doña María Isabel?
Si hay alguna manera, le agradeceré que me lo diga, pues aunque en casa siempre acabamos con la verdurita y el filete a la plancha, soy forofa de los buenos libros de cocina. Estando este alabado por usted, no hace falta más.

Muy cordialmente.

María (lady) dijo...

¡Ay! dulce tentación!
Dn. Pedro,
no provoque
¡por favor!

Muaks!

Pedro dijo...

Julito.-
¡Pues nada, lo próximo un cocidito que también es del foro.

La cocina mia.-
¡Y que lo digas, un buen pan ayuda a triunfar...!

Futuro Bloguero.-
¡Pues ya estás soltando trapo, macho, que esas cosas no hay que callárselas...!

Garcia.-
¡Lo siento Garcia, pero el libro no está a la venta y solo lo tenemos unos pocos privilegiados, le pediré a Maribel permiso para publicar su correo electrónico y así os podáis dirigir a ella.

Maria(lady).-
Ja,ja,ja,ja...¡más que lady Maria, pareces Dña Inés...!

¡Puesto que me lo pedís,
Dña Inés del alma mia,
quito de en medio los callos,
pogo unas verdes judías
y al ser comida más light,
tanto pudor, no os daría...!

ja,ja,ja,ja...¿mejor así...?

¡Hala, a comer torrijas!Un abrazo para todos.

Pedro dijo...

Allí donde puse "pogo"
"pogo" no quise poner.
Aquí pongo lo que quise
y lo pongo ¡mire usted...!
¡PONGO!

El futuro bloguero dijo...

El restaurante se llama Las Batuecas, y es una casa de comidas de esas de antes, cutre, pequeña, y con trato no muy exquisito. Especialidad, la tortilla de patata con callos, los puerros rellenos, las croquetas, en fin, un sitio imprescindible (y muy barato)

Para localizarlo, pon en el google lo siguiente:

las batuecas loc: Madrid

y te encontrará todo incluida reseña, etc.

La dirección es Avda. Reina Victoria 17
28003 Madrid

915 540 452‎

A disfrutar.

Pedro dijo...

¿Avda. de Reina Victoria dices...? ¡No sé si sabría llegar allí...!
¡Vas a unos sitios mu raros...!
Ja,ja,ja,ja,ja.....
¡Es el barrio donde me he criado, yo vivía en Estrecho, detrás de la iglesia de los Salesianos!
¡Viva toda la zona de Cuatro Caminos!
Un abrazo de oso con madroño incluido.

María (lady) dijo...

¡Ay! Dn. Pedro
que yo de Dña. Inés
no me veo.

Ya me comí los callos
y me chupé los dedos.
Las judías caerán mañana,
¡con las torrijas!

Besotes.