lunes, 11 de agosto de 2008

¡NO DEBÍ HACERLO...!


¡No debí hacerlo! Así se quedó la pobre Nina, cuando se enteró (los pequeños escuchan todas las conversaciones) de lo que me ha subido la hipoteca en un año, del incremento de precio de la vida(comida, ropa, gasóleo de calefacción y agua caliente, luz, gasolina, etc,etc), del crecimiento del paro, de la delincuencia...
Debí comentarlo en voz baja, o cuando se hubiese ido a dormir, porque la impresión ha sido demasiado fuerte para una perrita de dos meses (los cumplió ayer)
Sula, es otra cosa, ya tiene casi dos añazos y se le pueden contar cosas de mayores, para prepararla para la vida.
Mañana iremos al Perriatra, para tratarla del trauma (y para ponerle la 2ª dosis de vacuna) y poco a poco, le iré enseñando que la vida no es pasarse todo el día mordiendo zapatos y persiguiendo a Sula y a los gatos.
¡No debí hacerlo, tenía que haberlo dicho en voz baja...!

Pedro.M.B.

7 comentarios:

Bea dijo...

Jajajaja se quedó Muel-ta!!!!

liuia drusilla dijo...

Madre mía, si es que es mucha información para una cosita tan chiquitilla.
Por cierto, que pensaba que éramos la única casa del mundo en la que se llamaba perriatra al veterinario, ya veo que no ;).

Erruki dijo...

Esta pobre madurará a marchas forzadas.

No sabe lo dura que es la vida del humano.

Prepárate Nina, mañana te harán pupa.

Besitos.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Lamentable infidencia, querido amigo... has causado un daño difícil de reparar... ¡pero aquí estamos para alentarte!(aunque lo disimulemos muy bien): ¡¡arriba Pedrooo, arriba Pedrooo!!
Además del aliento anterior, te podemos sugerir que trates de ser más cuidadoso con Nina, ahora para remediarlo tendrás que darle todos los gustos... ¡es lo menos que puedes hacer!
Nuestra gata Gaza, le hace llegar a Ninita su incondicional solidaridad.

Su dijo...

Me parto...esta noche probaré esta postura en mi cama.

Terly dijo...

No se debe nunca hablar de esas cosas cuando hay ropa tendida, Pedro, nerecerías una revisión de la adopción, a ver si para la próxima vez tienes más cuidado o tendrás que vertelas con el tribunal de adopciones perrunas.
Un abrazo.

Lillu dijo...

Pues a mí que me parece que tu hipoteca no le interesa demasiado... la has oído roncar?? :P

saluditos!