sábado, 30 de agosto de 2008

¿CABALLO GRANDE, ANDE O NO ANDE...?


¡Pues no! La belleza no tiene por qué ser enorme. La sutileza de una miniatura puede competir con la más grande de las Pirámides.
Está claro que no todo lo pequeño tiene que ser bello, pero las tallas en diferentes materiales que os traigo aquí hoy, reúnen dificultad y belleza. Las fotografías las he hecho junto a una moneda de 1 céntimo, para que podáis apreciar el tamaño de la talla.



Durante los años (34) que trabajé como tripulante, siempre me gustó aprovechar, cuando tenía algún día libre en cualquier país, para patear, deambular y rebuscar en los diferentes mercaditos o rastrillos, en busca de alguna pieza para mi colección de figuritas.
New York, Tokyo, Moscú, Londres, Lima, México, etc, etc siempre tenían algo que ofrecerme...



Unas veces en marfil, otras en piedra, en jade, en plata o en bronce, siempre he buscado la belleza que salía de las manos de los artesanos, tallas que la máquina se ve incapaz de realizar y solo la habilidad humana llega a alcanzar.



Todas mis figuritas tienen su historia particular. La cabeza de perro que está en 2º lugar, por ejemplo, la encontré en un pueblito perdido de la Península de Yucatán (México), donde en 1973 no llegaban los turistas (y ahora presumo que tampoco). Es una de mis preferidas.














Tengo una colección de figuritas eróticas en piedra, que son reproducciones del Museo de Antropología de Lima y están hechas exclusivamente para mí, por un tallista amigo mío (tardó 7 meses en hacerlas), no, esas no las voy a sacar aquí (pero que conste que en el Museo están expuestas a la vista de todo el mundo...)
Muchas de estas figuritas, eran amuletos que protegían a las personas vivas o acompañaban a los muertos, otras eran portadoras de medicinas o de venenos y las más, simples adornos, pero desde tiempos inmemoriales, los artesanos se lucían en la creación de estas obras de arte.

Otro día os enseñaré pastilleros, esencieros y anillos portavenenos estilo Borgia, así como cajitas relicario donde los amantes guardaban mechones de pelo o pedacitos de las cosas más variadas.

Pedro.M.B.

9 comentarios:

Terly dijo...

Preciosa colección, Pedro. Me recuerda a los muchos objetos que traía siempre mi hermano, el marino, cada vez que venía de algún viaje por esos países exóticos. Siempre esperábamos con impaciencia que abriese su maleta para ver qué cosas curiosas traía de ellos. Nunca he sido coleccionista de nada por que nunca he tenido la paciencia para serlo, pero me gusta mucho ver las colecciones que hacen otros.

Natalia B. dijo...

Sorprendente, alucinante, bellisimo...

Aguijón dijo...

Me ha gustado mucho.
un abrazo,

Jerusalem dijo...

Preciosas y valiosas por la historia que tienes que contar de ellas.

me encantaron.

besos

Shikilla dijo...

He leído el comentario intencionado
que en mi entrada del Atleti ( ¡¡gran equipo!!)
muy irónico, en tu línea, me has dejado;
Reconozco que la rima quita el hipo.

Preguntábame de donde sacarías
tamaña inspiración y tal acierto
desafiándome con toda chulería,
que en eso los merengues sois expertos.

Ahora descubro tu secreto bien guardado
de amuletos y figuras de la suerte
que mil veces seguro has conjurado
para que gane el Madrid a su oponente.

Con tanto relicario… ¡ya te vale!
mofarte de mi equipo colchonero,
pero por mucho que con rimas me acorrales,
de mis colores rojiblancos no reniego.

Y aunque el merengue sea un dulce apetitoso
con tanto punto de nieve y tanta clara,
con ese aspecto tan grande y tan hermoso,
¡¡luego en la boca se queda siempre en nada!!.

Y aquí te dejo con unas cuantas rimas
del himno del Atleti ¡qué glorioso!
que es de lo poco que me gusta de Sabina
más por picarte y por ponerte nervioso:

Ni merengues ni marrones,,
a mí me gustan las rayas
canallas de los colchones.
Mira si soy colchonero
que paso por Concha Espina
como pasa un forastero.


PD: En mi blog te he dejado un meme, para que veas que no te guardo rencor.

Pedro dijo...

¡Que no me guardas rencor....!
¡Y en un meme me has metido...!
¡Te vas a enterar Shikilla
cuánto vale un peine ¡Digo...!

Para empezar, te diré,
que aunque soy un merengón
he sido, soy y seré
del "otro" equipo afición.

Un cocido,
un merenguito
y después un buen colchón,
para dormir un poquito...

Si hay que animar al Atleti,
pues se le anima ¡y ya está!
que es equipo de mi tierra
y me gusta una jartá.

Pero "tocar las narices"
a la afición colchonera,
produce satisfacción
siempre de cualquier manera.

Y ahora me voy a tu blog
que te voy a contestar
a las preguntas del meme
¡aunque no me guste na...!

cibercuoca dijo...

Preciosas

Merche Pallarés dijo...

Bonita colección y sí tendrían que ser grandes artesanos para hacer tamañas miniaturas... Besotes, M.

Lillu dijo...

Impresionantes! Con tanto detalle, qué pasada! Si es que las mejores esencias vienen en frasco pequeño, no? :)

saluditos