jueves, 12 de noviembre de 2009

CÓMO COSERSE UN BOTÓN.




Iba a deciros que os hablaba un "Viejo lobo de mar", pero la verdad es que debido al trabajo que desarrollé, el que os va a hablar es un "Viejo buitre del aire" ya que mi relación con el agua se limita a paseos en barca por el viejo Parque del Retiro madrileño.
Treinta y cuatro años viviendo fuera de casa te curten en muchos aspectos y uno de ellos es saber coserse un botón.
La operación en sí es bastante fácil, pero eso sí, hay que tener en cuenta ciertos conocimientos sobre el tema.
Se necesitan los siguientes elementos:

1º/ Prenda a la que hay que coser el botón, que puede ser una chaqueta, una camisa o un pantalón. Hace años, también llevaban botones los calzoncillos, pero con los tiempos que corren se ha impuesto el "abrefácil" de "aquí te pillo y aquí te mato".

2º/ Botón que queremos coser. Es muy recomendable que sea de igual diseño, color y medida que el resto de los botones que aún siguen en su sitio, ya que hace muy feo ver a un señor respetable con una chaqueta gris-marengo en la que destaca el botón blanco del traje de comunión de su hijita pequeña.

3º/Aguja, hilo y dedal.
El dedal es una "caperuza protectora" que te salva de "pinchazos no deseados".Sí, es parecido a lo que estáis pensando, pero suele ser metálico...

En cuanto a las agujas...
Hay muchos tipos de agujas a saber:
Están las hipodérmicas. ¡No, esas no son!
Las de las vías del ferrocarril. ¡No, esas tampoco!
Las del reloj. ¡Claro, los relojes de antes...! ¡No, tampoco!
Las agujas de ternera. ¡Deliciosas, con su hojaldre...! ¡Tampoco, tampoco...!
Las agujas de hacer punto. ¡Nos vamos aproximando, casi pero no!
Y (ya hemos llegado) las agujas de coser.

Las hay más cortas, más largas, más finas, más gruesas, ligeramente curvas, pero todas cumplen con su misión, aunque no es aconsejable coser un botón con una aguja de coser colchones y lo ideal es utilizar la más apropiada en cada caso.

Pero vamos a dejarnos de rodeos y vamos a coser el botón de marras.
Lo primero es quitarnos la prenda a la que debemos coser el botón. ¡Nunca, nunca, nunca, os cosáis un botón con la prenda puesta! (sobre todo los pantalones) ya que es peligroso a la par que incomodo.
Enhebramos la aguja.
Enhebrar: introducir un cabo de hilo por el agujero que tienen las agujas (de coser)
Enhebramos la aguja con un hilo acorde al color de la prenda en cuestión (yo en la Mili he llegado a coserme un botón con hilo de cobre, pero no es el caso)

Calculamos el hilo que vamos a necesitar (nunca más largo que la longitud del brazo, ya que habría que ir al pasillo a dar la vuelta) y cortamos haciendo un nudito para que en la primera puntada no se nos escape de la prenda.
Traspasamos la prenda por detrás en el punto donde deberá ir el botón. Cogemos el botón y le introducimos por detrás la aguja en uno de los agujeritos (pueden tener dos o cuatro) para a continuación volver a introducir la aguja por delante. Traspasamos la prenda y repetimos la operación 4 ó 5 veces. La última vez, dejamos la aguja a medio camino entre el botón y la prenda y rodeamos lo cosido haciendo un gurruñito para que no se escape el hilo.

¡Véis que fácil! ¡Bueno, pues ahora buscad unas tijeras y cortad lo que habéis cosido al mantel...
¡Si es que no os fijáis...!

Pedro.M.B.

20 comentarios:

la sopa gansa dijo...

A mi lo que más me ha gustado de esta clase magistral ha sido lo del "gurruñito". Y estoy contigo, la mejor aguja....la de ternera, jaja

Su dijo...

jaja, eres genial!

Penny dijo...

A mi me enseñó a coser mi abuela Ana. Esta misma clase que nos has dado tú me la dió ella en su día, que curioso! Siempre me reñía porque no utiliza dedal, me era muy incómodo, decía que una buena costurera era aquella que utilizaba dedal, claro está que no pasé de coser un simple botón :P Cosa que me arrepiento mucho la verdad, porque tendría que haber aprendido pero.....ya sabemos, la juventud....

Cuando haces ese remate al final, a mi me enseñó que tenía que hacerlo igual que lo dices tú y luego pasar la aguja de nuevo y darle tres rematadas por detrás, de esta forma nunca se me caería el botón y es cierto, jajajaja.

Una clase magistral! Felicidades! Esto es un hombre apañado y lo demás son tonterías ;).

Petonets.

P.D. A planchar me enseñó mi padre y a cocinar mi madre :-)

Laura. dijo...

Si es que lo mismo vales 'pa un roto que pa un descosío'.
Ya sabemos algo mas, gurruñito, genial!
Besos.

Isabella Gispert dijo...

¡Jajajaja!
Me ha encantado.
Si quieres practicar, ven a mi casa que le tengo que cambiar los botones a una camisa.
Un beso

mariajesusparadela dijo...

Sí señor,la esencia del cosido de botones está en esas últimas vueltas, que permiten meter el botón en su ojal, sin forzar. Eres un as, una máquina, un fenómero: eres mi ídolo.

Begoña dijo...

Qué buena escuela has tenido....
Un saludo, Begoña

Bea dijo...

Jejejejej... yo no coso....ni los botones,,,,,será que no está en mis genes.........todo esto lo hace mi contrario.....

Me encanta el acerico, seguro que lo hizo Adi,,,,, monísimo!!!

Besos


B

Sara dijo...

No he podido resistirme en esto de apender a coser un botón, y vaya, lo he aprendido! Solo una duda, el nudito pa que no se escape el hilo del botón, endondesehace? umm eso es to.
bsos a miles pa los dos.
Tengo que llamar a Adi, necesito consejo blogger.

Curra dijo...

eres un crack¡¡¡
Me están peguntando por ahí detrás que de que me río a carcajadas.
Un beso Pedro

Kako dijo...

Toda la vida he odiado coser botones!, mi madre me decía que yo hacía la del flojo; el hilo biennnnn largooooo y al final se me enredaba todo y era peor.
No sabes como disfruto de tus consejos, eres formidable Pedro.

Un abrazo.

Kako dijo...

Oye, sí..el cosito donde está el alfiler es muy lindo, de seguro hecho por Adi.

Saludos.

El futuro bloguero dijo...

Qué alegría regresar a los blogs y partirme de risa con este tipo de entradas, eres absolutamente genial, Pedro.

Un abrazo.

Mi primera novia, "cayó" en mis redes cuando le dije que tenía que coserme un botón, para el traje de la mili... hace mil años, y cuando me dijo que vendría a casa a coserlo, me fui corriendo a cortar con tijeras el botón, porque no se había caido. Con el tiempo, me dijo que se notaba que lo había cortado yo, y yo también confesé.

Otro abrazo, Pedro

Nina dijo...

Ya veo que sirves lo mismo pa un roto que pa un descosío...¡Figura, que estás hecho un figura!...Se nota la mano de Adi en el acerico. ¡Qué bonito es!
Un abrazo.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Ha llegado el momento, triste y tal vez prematuro, de confesarles a todos y a cada uno de los presentes, que no me gusta ni sé coser... ¡para eso existen las modistas! El Chuqui lo sabe y lo acepta, porque tengo otras cosas buenas... soy buena escuchando, por ejemplo. Por lo tanto, mientras alguno de ustedes le cose la camisa a mi marido, yo gustosa escucharé todas sus cuitas, ¿trato hecho?

Shikilla dijo...

¡Al fin aprendí!, tanto tiempo cosiendo botones mal, que se volvían a caer en cuanto me descuidaba y era porque no le hacía "gurruñito", ahora practicaré el gurruñiteo para poder ser una buena costurera, aunque a mi me pasa como a Penny que yo no usaba ni uso dedal, pero me lo tenía que poner cuando estaba mi madre delante viéndome coser, porque se echaba las manos a la cabeza.

Realmente no coso ni mucho ni poco ni nada.

Pero ¡¡gracias!!

imaginacion dijo...

Me parece genial como has esplicado la forma de coser un boton con dedal incluido...Ati tambien te ensañaron eso de (costurera sin dedal, cose poco y lo hace mal...)la verdad es que se nota que has cosido mas de uno, pero dejame que te de un consejo, que seguro que con eso ya, rayas la perfecion.
Mira cuando te pongas a coser un boton, no le dejes pegado a la tela, por que de esta forma al dar las vuelta finales ( el gurruñito que dices), se te puede encoger la tela y no te sienta bien al abrchar debes dejar olgura.
¿ te ha gustado? Un saludo

Pedro dijo...

Lo primero, deciros que tengo un ordenador "semáforo": ¡Ahora sí, ahora no, ahora sí....!
Llevo casi tres días sin poderlo utilizar apenas, debido a la mala recepción de señal que me proporciona nuestra querida Telefónica, a la que estoy pagando por dos o tres gigas y solo me proporciona menos de uno.

Pero bueno, son cosas de esta España que nos ha tocado vivir...

La sopa gansa.-
Tengo un Master en Gurruñitear y el gurruñiteador que me gurruñitee buen gurruñiteador será...

Su.-
¡¡¡Zoooy el genio de la boteeeella...¡Hip!!!!

Penny.-
Yo la verdad es que tampoco utilizo el dedal...
¡Pero hay que promocionarlo!

Laura.-
Nunca utilices gurruñitos caducados...

Isabella Gispert.-
¡No puedo, estoy muy ocupado cambiándole la botonadura a una sotana de un cura jugador de baloncesto (es pivot)

mariajesusparadela.-
¡Gracias, prenda!

Begoña.-
La escuela de la vida...¡Y no falté ni un solo día a clase...!

Bea.-
¡Esclavista!¡Abusadora!
El día que nos rebelemos, sus vais a enterar...

Sara.-
¡Pues dónde va a ser...! ¡Al final! (eso sí, nudo marinero...)

Curra.-
¡Si yo te contara...!
¡Pero, para qué te voy a contar...!

Kako.-
Si os dijera que lo he hecho yo...!¡No os lo íbais a creer, así que...!
¡Sí, el cosito, alfiletero, aceríco lo ha hecho mi contraria!

El futuro bloguero.-
¡Claro! como estabas en la Mili, quisiste tenderle una emboscada...

Nina.-
¡Ya veo que ha gustado el galli-aceríco...!

Clara y Pepe.-
¡Ayyy Clara, Clara...! ¡Tienes al pobre Pepe "descamisao"

Imaginación.-
¡Pero si eso lo hago...!
Lo que ocurre es que se me olvidó reseñarlo, así que gracias por el recordatorio.

¡Toy agotao!
¡MUAC!

Tita dijo...

jaajajaja, lo que me haces reir

Una vez probé a coser un botón con el pantalón puesto. Estoy contigo: no se debe.

Me pinché la tripa 3 veces ¿se puede ser más gili? ¿Cómo no me lo quité en la segunda?

¡Gracias por los pendientes! te voy a comprar unos sellos preciosisisisimos para añadírtelos.

Un abrazo

aandara dijo...

Pedro clase magistral, voy a poner a mi hijo a que la lea para que vaya aprendiendo,jajja
Un saludo
Amalia