jueves, 25 de septiembre de 2008

DOCUMENTO HISTORICO.

Me lo han mandado unos amigos y me he partido de la risa. Estas eran las condiciones de trabajo de una maestra en 1923, causan risa y a la vez causan pena los prejuicios que regían por entonces, pero a la vez yo me pregunto cual será la imagen que daremos nosotros dentro de cien años.... (hacer clic en la foto para poder leerla detalladamente)

Pedro.M.B.

14 comentarios:

cibercuoca dijo...

Hola Pedro, nosotros los Argentinos si seguimos así daremos lástima.
Besos

Shikilla dijo...

¿¿No pasearse por heladerías del centro de la ciudad?? ¡pobrecillas!, cuando quisieran un bombón helado deberían ir al extrarradio, imagino, porque menudo calor con las dos enaguas en verano.

Lo peor, no poder pintarse los labios, no salgo yo de casa con los labios sin pintar, ni loca!!

Pedro dijo...

Limpiar, barrer, fregar, encender el fuego....y las normas de "castidad"
¡Eso sí, de conocimientos para la enseñanza no hablan...!
¡Pobres miembras...!

Sonia Martín dijo...

¡Jo Pedro! No sé por donde empezar. Esa lata matada, ese paté caserito, esa ENVIDIAAAAA de almirez (por cierto que me llevo la receta del pate con aceitunas y anchoas)... ¡Absolutamente genial! Y digo yo, si hubiera sido maestra en aquellos tiempos ¿No decian nada de la ginebra, verdad? ¡Pues viva el gin-tonic! Un beso, eres genial. (Me alegro que te llegasen bien los sellos, pero te juro que los mandé hace un montón)

Terly dijo...

Efectívamente, Pedro, ¿Qué dirán de nosotros dentro de 100 años cuando constaten, por ejemplo, que tuvimos un Presidente que llamó "hombres de paz" a ciertos asesinos.
¡Véte a saber! a lo peor le hacen un monumento.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡Pobres! peor que esclavas... Mi más grande admiración hacia esas mujeres que practicaron el magisterio en esos años (aunque creo que ese contrato debió de durar bastantes años porque mi maestra en Irún a finales de los 40,principios de los 50 no llevaba maquillaje, era soltera, nunca se le vió por el centro de Irún en ninguna heladería ni, por supuesto, hablando con ningun hombre...). Besotes, M.

Esperanza dijo...

Terly.-
Entiendo que no te caiga bien Zapatero; pero te pasas un montón cuando dices que llama hombres de paz a los asesinos. Eso te quita toda la credibilidad.

Alex Sual dijo...

Querido Pedro:

En repuesta a la coplilla del post anterior... decirle que si ganas tiene de verme en la cocina trajinando... es que no ha visitado mi buhardilla recientemente...

En fin... lo que da la vida... de "opositor" a jubilado... jeje

Besos para todos...

Alex Sual dijo...

Ah...!!! Perdón por el comentario seguido... pero, dado que mis habilidades son otras... y teniendo en cuenta la cantidad de visitas comentadas que recibes... sencillamente quería darte un truco para que puedas ver los últimos comentarios que te hayan dejado en la "sidebar":
1.- Ir a editar diseño
2.- Añadir un gadget
3.- Elegir "Feed"
4.- Url de Feed poner: http://enserioenbromayenlacocina.blogspot.com/feeds/comments/full
5.- Dar a continuar y luego configurar al gusto...

Espero te resulte útil... eaaaa... mira que "PILTRAFILLA" soy... jiji

Pilar - Lechuza dijo...

Que me partooooo!! Pobrecillas las señoritas, estaban condenadas al más absoluto aburrimiento!! Ni fumar, ni beber, ni andar con hombres, je,je.
Por encima, tenían que llegar una hora antes para calentar la clase!! Menos mal que hemos evolucionado un poco, si un poco, todavía tenemos mucho que espabilar,je,je.

Aguijón dijo...

Esperanza,
Aunque he llegado un poco tarde, no se si verás mi comentario.
ZP llamó hombre de paz al animal de De Juana. Un auténtico asesino.
Yo tengo víctimas del terrorismo en mi familia, tú no lo se. Pero todos estos que tan alegremente dan la mano a esos asesinos me dan nauseas.
un saludo,

Jerusalem dijo...

Eso no era ser maestra, eso era ir pa monja de clausura.
jajajajajaja

nieves dijo...

¡¡Señor, Señor!! ¿y decimos que vivimos mal? ¿Qué dirían aquellas pobres?. ¡¡Anda, que no nos queda aún nada que navegar!!
Por supuesto, el documento está redactado por hombres, que no llevan enagüas, que andarían en compañia de mujeres (pero no maestras de niños, supongo que tendrían alguna otra "maestría"). La cerveza y el whisky, para ellos sólos (porque así tocaban a más), y los morros no necesitaban pintárselos, pues con lo grandes que los tenían, resultaría excesivamente llamativo.
¡Qué morro!
Un abrazo.

a.g.v. dijo...

¡Joé que depre coge uno!

¡Laudatum Deo!, que diría el otor Petronio, que los tiempos han cambiado.

Pedro, ven a verme en
fotomirada.es

Un abrazo.