domingo, 7 de septiembre de 2008

ALBÓNQUETAS DE ATÚN Y MEJILLONES.


¡Estoy viendo vuestros ceños fruncidos y vuestras caras de sorpresa! ¿Qué leches es una albónqueta...? ¡Pues está más claro que un caldo de fin de mes, una albónqueta es una croqueta, con sabor y textura de croqueta y forma de albóndiga.

Historia y orígenes de las albónquetas.

En la antigua Fenicia Oriental, entre las ciudades de Tiro y Sidón según miras a la derecha, había un pueblo a la orilla del mar, llamado Cala Ratjada.
En este pueblo, vivía un jubilata llamado Pedro que compartía su pobre paga de jubilado con unas bestezuelas que le pedían de comer y de beber todos los días. Estas bestezuelas eran dos preciosas perritas llamadas Sula y Nina y cinco hermosos gatitos a saber: Gus; el simpático descarado, Oni; el Séneca de Talavera, Sami; el chulo de Alcobendas y las hermanas Isi y Bas; las brujas de Salem.

Un día que la crisis inexistente (según el mandatario de la Fenicia Oriental) acuciaba el monedero de Pedro, este, miró en su despensa frigorífica para ver que podía poner de comer y vio que solo tenía:

300 grs de carne de mejillón cocido.
350 grs de atún claro (de lata, ¡claro!)
2 huevos de gallinas de la Fenicia Occidental. (eso sí, ¡gordos!)
pan rallado con ajo y perejil.
200 c.c de nata de Cafarnaún especial cocina.
Sal del Mar Muerto.
Pimienta del Mar Caspio
Un chorrito de leche de camella.
Aceite del Monte de los Olivos.

Así que se puso a cavilar y mezclo (con una batidora de la época) mejillones, atún, un poco de pan rallado, la nata, sal, pimienta y leche, haciendo una masucha de lo más pegajosa.
Batió los dos huevos, puso pan rallado en un plato y encendió la placa de vitrocerámica (importada del reino de Egipto) para calentar (bien caliente) el aceite (que le había sobrado de hacer una tortilla de patatas)
Hizo unas bolitas con la masucha, las mojó en huevo y las rebozó con pan rallado, sumergiéndolas en el aceite hirviendo, quedándole la mar de propias y doraditas, pero....


Al olor de la masa frita, aparecieron por la cocina las siete bestezuelas, que además de querer probar tamaña exquisitez, dieron su opinión al respecto:

¡Qué albondigas tan ricas! dijo Sula.
¡No son albondigas, son croquetas! dijo Oni.
¡Albondigas! dijo Sami.
¡Croquetas! dijeron al unísono Gus, Isi y Bas...
¡ALBÓNQUETAS! gritó Nina... y así nació esta maravilla de plato, que ha estado presente a través de los siglos en el bautizo de Nefertiti, en la boda de Sissi Emperatriz, en recepciones de embajadas y en la apertura de los JJ.OO. de Pekín.


Y os prometo amig@s mi@s,
que están ricas de comer,
son finas, originales...
¡Y baratas, mire usted!

Pedro.M.B.

16 comentarios:

Jerusalem dijo...

¡Que buena pinta! Me apunto la receta y las hago seguro.

besos

Bea dijo...

Pedrooooo! Albonquetas..albondigas y croquetas....que ricas...pero esto es invento tuyo????? Madre mía,,, que se deje el Ferrán Adriá de chorradas y que haga cositas ricas como estas!!! Un beso.... B

Pilar dijo...

Pedro, chapó. Te has lucido. Que pinta tienen por favor!!!

Sonia Martín dijo...

Viniendo de tí tenían que llamarse de esa manera. Deben estar bien buenas, de verdad que entran unas ganas de comérselas.....! Y regaditas con la sangría del post anterior. Un besazo. Sonia

Esperanza dijo...

¡Qué blog más interesante! Lo seguiré.

Terly dijo...

Después de la paliza que me di ayer nadando para ir a probar tu sangría y el cordero, podías haberme dicho antes de regresar a nado otra vez, que ibas a hacer las albonquetas. Te aseguro que me hubiese quedado un día más.
Hoy, en mi blog, trato de sensibilizar sobre el aborto. Acercate si te place.
Un abrazo.

amigoplantas dijo...

Pues en casa, con familia numerosa, mi chica ha desarrollado una tecnología de aprovechamientos de todo-todo-y-todo, que si la patentara nos reiríamos de la crisis esa (que por supuesto no existe)

TROTAMUNDOS dijo...

Pero que ricas, me ecantó esta receta, desde luego esa fuente es para llevarsela toda toda.

Un saludo.

Su dijo...

Me falta la leche de camella, el resto lo tengo
Chincha...

Aguijón dijo...

Qué pinta... y qué envidia.
un abrazo,

cibercuoca dijo...

Pedro me doy cuenta que yo soy de la época de los fenicios, ustedes tienen cocina de tapa vitrificada.... termom.... robot de cocina, yo todavía cocino en cocina a gas.
Ricas "concretas "dirían en casa
Besos

barbara dijo...

Vamos a ver.... Sula dice que son albondigas, Oni que croquetas,Sani albondigas, Gus, Isi y Bas, croquetas, y finalmente Nina que debe der ser la más inteligente le da el nombre de albonquetas.... No me queda más remedio que hacer esta masa, y que la pruebe mi Laika a ver que nombre le dá. Y de paso las probaremos nosotros también je,je, me han gustao estas albonquetas. saludos

cleoppatra dijo...

Hola:
Lo primero darte la enhorabuena por esta magnifica página web.
Lo segundo me encanta las recetas de cocina y ahora mismo me apunto esta y la hago, ya te contare como me salio.
Un saludo:


cleoppatra.com

poskito dijo...

AYyy yo que queria hacer esta receta, y me encuentro con que tengo tooooos los ingredientes menos el atun de lata.......... pero buenooo, ¿¿¿a quien se le ocurre poner tan extraño ingrediente en una receta?? indicame por favor donde lo pesco!! jejejeje

Eres increible Pedro!!
Me pongo al dia ya mismito.
Besotes

Pilar dijo...

¡Pues vaya si las probaré!, son originales y tienen una pinta magnífica y yo estoy de acuerdo con Nina son albónquetas, ja, ja...
Un beso

Cocina para Tiquismiquis dijo...

JAJAJA! Ya he encontrado tus albónquetas jajjja me parece muy divertido todo el blog y la receta hay que probarla que tiene muuu buena pinta!