martes, 13 de mayo de 2008

LA FELICIDAD.


Amanecía en Cala Ratjada, eran las 06:15 de la mañana, Sula me dio un hocicazo viéndome sentado delante del ordenador y me dijo: ¿Nos vamos de marcha "tronco"...? y mi coleguilla y yo nos lanzamos al bosque a trochar por los senderos.



Sula iba con su arnés azul nuevo (el otro, estaba mordisqueado y viejo) y tenía unas ganas locas de correr y saltar, persiguiendo mirlos y palomas torcaces, cuando de repente un erizo se cruzó en nuestro camino. Naturalmente se fue hacia él y naturalmente el erizo le dijo dónde se podía meter el hocico...
Luego hemos visto un conejo, pero me ha mirado y me ha preguntado si "esos también tienen púas"...


Yo iba con mi mp-3 , escuchando a Eric Clapton, Queen, Garth Brooks, etc, etc y chasqueaba los dedos y movía mi cuerpo serrano, bailando y haciendo el ganso (hacer el ganso no es privativo de los veinteañeros, a mis 58 años, yo también lo hago y no me da ni pizquita de vergüenza...) mientras Sula corría como una loca posesa a mi alrededor ladrando de alegría...



Nos cayeron algunas gotas, nada importante, olía a tierra mojada,a ozono, a pino, a mar...
¿Eso es ser feliz...? ¡Claro que sí! pero no pretendamos ser felices constantemente, además de imposible sería una incongruencia, para apreciar la felicidad tenemos que sufrir en otros momentos. Una felicidad constante no nos dejaría apreciarla.

Al mediodía he vuelto a tener otro instante de felicidad. Lillu, desde Tenerife, me ha mandado unos marcapáginas preciosos para mi colección, ¡Encantador detalle, gracias Lillu, recibe un montón de besos míos y un puñado de lametones de Sula...!

Pedro.M.B.

8 comentarios:

nieves dijo...

Pues por tu relato, pienso que sí que has palpado la felicidad. Y es que ésta se encuentra en las pequeñas-grandes cosas de la vida: tener salud y disfrutar con los cinco sentidos de esos preciosos dones que la Madre Naturaleza nos ofrece diariamente, y que por las prisas u otras causas, no sabemos o no podemos valorar.
¡Menudo mitin!. Pero a través de tus palabras, he paseado por ese hermoso paraje, y también me ha rozado la felicidad.
Gracias Pedro, por estos bonitos momentos, que siempre nos regalas.

Un abrazo.

RosaMaría dijo...

Falta la foto de Sula y su hocico. Hermosas las otras y el olor a tierra mojada... justo un momento de felicidad plena agregada la música y el movimiento.
Abrazotes desde el ciber

la sopa gansa dijo...

No te preocupes Pedro, que aqui, otros que tambien hacemos "el ganso" a menudo.
Guau! que paseo -que diria sula-

Shitaki dijo...

Precioso paseo! y muy bien descrito ese instante largo de felicidad, se podia palpar casi.

Cuando pelo patatas, y ahora me dirás a que viene esto? me gusta primero olerlas porque todavia llevan tierra y huelen a campo, a dia de lluvia y a todo lo que describes en tu paseo.

Ja,ja, jaa tambien yo soy feliz pelando patatas.!

PD:las patatas son de Sa pobla de esas que venden en el mercado, no las de los supers que no huelen a nada


Saludos.

Shikilla dijo...

Tienes razón, la felicidad son esas ráfagas de luz, fogonazos o chispitas, depende de cómo estemos de perceptivos.

Para apreciarlas tenemos que haber vivido otros momentos en los que falte esa luz, o estemos en penumbra, aunque sea un poquitín.

¡Qué envidia de paseo, Pedro!

Su dijo...

Gracias por escribir tan bien esos instantes de felicidad, en las pequeñas cosas hay muchos, y poco a poco vamos haciendo una vida que merece la pena vivirla. Un beso

Erruki dijo...

Como te envidio Pedro.
Seguro que yo me lo pasaría así de bien con Sula, mira que me caen bien tus bichos.

Pasear por el campo eso lo tengo mas complicado pero con tus comentarios es igual que si lo hiciese, hasta siento los olores.
Gracias Pedro, un besito.

Lillu dijo...

Ays, que no pensaba que mi envío fuera a llegar tan rápido! Me alegro de que te gusten, me hubiera encantado mandarte alguno más y más originales pero no los encontré :(

Lamentablemente le tengo miedo a los perros, aunque me encanten (herencias de madre, grrr). Podría ser una buena terapia dejarme pegar lametones por Sula! jaja.

saluditos!