jueves, 21 de febrero de 2008

NO ES LO MISMO...

Anoche recibí un correo electrónico, es el cuarto en lo que va de mes, diferentes pero con el mismo corte.
Personas que tienen mi dirección y que "generosamente" me aleccionan sobre la próximas Elecciones Generales, en cómo debo votar, a quién debo votar, las "grandezas y logros" de determinado partido y la ruindad del otro.

Hasta cierto punto es admisible, lo que no es admisible es el estilo barriobajero de insultos, calumnias sin sentido y el : "A las barricadas" que destilan.
Tengo 58 años y he ejercido mi derecho al voto desde el año 76, sin hacerlo siempre al mismo partido político y puedo asegurar que estas próximas Elecciones y las últimas de hace cuatro años son y han sido las más SUCIAS que recuerdo.
Yo, cuando voto lo hago sopesando los beneficios que pueda reportar que esté un partido u otro y me informo por diferentes medios de lo que realmente sucede, sin dejarme influenciar por un solo medio, voto con la cabeza, no con las vísceras.
En mi lista de favoritos, tengo prensa de diferentes signos políticos y no solo de España.
Afortunadamente, sé lo que escriben y opinan de nosotros periódicos británicos, franceses, norteamericanos, sudamericanos y norteafricanos (hay que ver todos los enfoques de algunas noticias) y no me hacen falta las directrices y los consejos de panfletos incendiarios, chabacanos y con faltas de ortografía que abusan de la confianza que les doy al abrirles las puertas de mi correo.
A esas "almas caritativas" les recuerdo que:

NO ES LO MISMO:

Político que demagogo.
Libertad de expresión que insultos y calumnias.
Ironía que cinismo.
Pueblo que populacho.
Pacifista que cobarde.
Protesta enérgica que agresión.
Defender ideas que imponer ideas.
Dialogar (o discutir) que no dejar hablar.
Igualdad de genero en idénticas condiciones que cuotas del 50% obligatorias.
Feminista que oportunista.
Programa político que simple critica del oponente.
Equipo de gobierno que "panda de amiguetes de mi cuerda".
Rebatir ideas que decir "pues tú más".
Y por último, que cuando se lancen a la calle a chillar y protestar por algunas victimas, lo hagan también por TODAS la victimas (del terrorismo de ETA por ejemplo) y que el "Nunca mais" lo empleen con la misma vehemencia para el Prestige que para el New Flame.
Hay más cosas en el tintero, pero por hoy es suficiente.
Pedro.M.B.

8 comentarios:

Erruki dijo...

Parece que me estás leyendo el pensamiento, diría exactamente lo mismo Pedro y no quiero hablar más, digo escribir.
Besos simpático.

Shikilla dijo...

Igualmente suscribiría casi todas las cosas que dices, por no decir todas, especialmente, y por la parte que me toca: Igualdad de genero en idénticas condiciones que cuotas del 50% obligatorias, eso ha sido un retroceso total, a mi parecer, para las mujeres que luchan por tener un puesto en la sociedad, no por ser mujeres, sino por ser buenas profesionales.

Un abrazo

Anónimo dijo...

¡¡¡Así se habla..... comparto tu opinion....,por cierto los pimientos de lujo....mmmm!!!
Aver si coincidimos un dia de esto con nuestros peludos....
Un abrazo Irene y Lolo.

IRENE dijo...

¡¡Lo siento se me olvidó poner mi identidad ,no me gustan lo anónimos ,soy Irene. Saludos de nuevo , buen fin de semana....!!!

Dimpy dijo...

cuanta razon tienes, que cansada que estoy de tonterias que veo todos los dias

besitos y que nada te quite la sonrisa!!

Sara dijo...

joer, Pedro!
las clavao!
vaya, que no te beso pq no estas aqui...que si no...
voy a llamar a Germán para qte lea, juerrrrr.

Atril sin Zeta dijo...

Amigo Pedro, no se podría decir mas clarito,sin levantar la voz, sin insultos, votar con la cabeza, ¡que bien dicho está!, valorar la gestión del gobernante, si ha sido buena repite si mala a la oposición a descansar, así debe ser, igualdad para la mujer porque ellas lo valen, no necesitan cuotas que den a entender que "como las pobrecitas no pueden pues las aupamos".
Para esto no nos necesitan.
saludos!!

Geshcann dijo...

Muy bien dicho sí señor. 'Voto con la cabeza, no con las vísceras.' Que distintas serían las cosas si todos votasemos con la cabeza... Tienes toda la razón, las últimas elecciones generales fueron de vergüenza, absolutamente vergonzosas.