lunes, 18 de febrero de 2008

AMOR EN EL AMBULATORIO.



He estado dudando en publicar estas rimas por el contenido de las mismas, pero me he decidido a hacerlo, porque como yo lo veo y trato de trasmitir, no hay que fijarse en el tema ¿escatológico? del mismo sino en la percepción humorística y desenfadada de quien como yo, tiene que visitar las salas de espera de los médicos más a menudo de lo que desearía.
El tema se me ocurrió observando a unos jovencillos de unos 20 años (él y ella) que estaban un día en la sala de espera del Ambulatorio de la Seguridad Social para entregar unos análisis.

Estabas en la consulta,
tosías mejor que nadie,
yo, aunque no tenía ganas,
tosí por no desairarte.

Te sonaste con mesura,
me miraste, te miré
y viendo que había un sitio,
a tu lado me senté.

Tú tenías un frasquito
con el cual jugueteabas,
yo tenía una cajita
que mantenía cerrada.

Tú te mostrabas nerviosa,
yo no sabía que hacer
y así como si tal cosa,
mi cajita te entregué.

Te mostraste sorprendida
y por demostrar tu estima,
me entregaste con rubor
el frasquito con tu orina.

Y así nació nuestro amor,
sin jolgorios ni alharacas,
tu ofreciéndome tus pises,
yo entregándote mis cacas.

Pedro.M.B.

8 comentarios:

Natalia B. dijo...

Bienvenido de las vacaciones...cierto es que se os ha echado de menos.

Realmente es escatológico el poema pero buenísimo....muy bueno ...mi mandíbula esta dolorida...menos mal que no se me ha desencajado.

kukilin dijo...

!Jajajajaja!!! Mira que me haz hecho reír; ¡Está genial!
Me desternillé de risa jajaja!!!
Gracias por tu sentido del humor. :)

Abrazos.

Su dijo...

Ya veo que estas de lo mas creativo despues de tus vacaciones¿que tal el cambio de aires? os hemos echado de menos, a vosotros se os habrá hecho cortisimo, a mi me ha parecido un siglo. Besos gordos, voy a ver Adi como va.

la sopa gansa dijo...

ay que bueno, por dios
desde luego, no se como adi tiene tiempo de cocinar, tieen que estar todo el dia con troncha de la risa

que buenooooo

un beso

Rosa dijo...

Y yo sin enterarme de que habíais vuelto. Bienvenidos y me alegro de volver a leerte.
Me voy a leer un poco.
Un beso

Shikilla dijo...

Muy buenas, Pedro, divertidas y graciosas, me han gustado mucho y, lo más importante, me ha hecho reir.

Un abrazo

nievesdq dijo...

jajajajaja. Verdaderamente, esto confirma que el amor es ciego. Qué poco romanticismo :-(
Un abrazo.

Erruki dijo...

Lo del ambulatorio y la parejita, además de genial todavía me estoy tronchando de risa. Besos para los dos.