domingo, 4 de noviembre de 2007

MANUALIDADES Y AFICIONES.


Hace muchos, muchos años, en una galaxia muy lejana, había un chaval de 17 años que sanamente envidioso del trabajo en cuero que vio hacer a unos hippies, decidió que lo que hacían otros también podía hacerlo él y puso manos a la obra.
Se fue a una tienda de curtidos que había en la calle Carolinas de Madrid y se compró un retal de 5ptas con el que se hizo una bolsa de flecos para llevar el paquete de tabaco colgando del cinturón.(al cabo de los años, dejó de fumar). La idea gustó entre su circulo de amigos y le encargaron 10 bolsas que él vendió a 50ptas y tacita a tacita fue vendiendo más y perfeccionándose en el arte del mateado en el cuero.
Además de los troqueles y herramientas que se fue comprando, su padre, maestro matricero, le hizo unos troqueles de acero únicos (que aún conserva) y con el paso de los años, aficionado como era a los trabajos manuales, llegó a realizar los trabajos que aquí os enseño.













Cuando perdí mi licencia de vuelo por enfermedad, me destinaron en una oficina del Aeropuerto de Barajas donde las tripulaciones auxiliares realizaban el briefing y recogían la documentación del vuelo.
Una tarde, pasó un compañero con el que yo había volado en innumerables ocasiones y pude apreciar en su cara una inmensa tristeza.
-¿qué te pasa Rafa...(le pregunté)
-Que es mi último vuelo, me jubilan obligatoriamente por la edad...
-¿Y no estás contento? yo estoy desando cumplir los 55 años para poder acogerme a la jubilación anticipada...
-Si claro, pero tú tienes muchas aficiones, yo no, y no sé lo que voy a hacer ahora en casa sin trabajar...(me contestó con los ojos llorosos)A los que estáis leyendo esto (espero que haya alguien) os recomiendo que no veáis la fecha de vuestra jubilación como algo que tardará muchísimo en llegar, el tiempo pasa volando (en mi caso más) y cuando queráis daros cuenta, estará llamando a vuestra puerta. No es terrible en absoluto, pero es necesario estar preparado y tener unas aficiones (me resisto a decir hobbies) con las que rellenar el espacio que dejó libre vuestro trabajo.
¡Vaya charleta de abuelo que me ha salido...! ¡Besos para todos! (Sí, he dicho TODOS, no tengo complejos por besar a mis amigos varones y sobre eso hablaremos otro día)
Pedro.M.B.

7 comentarios:

Alex Sual dijo...

Bonitos bolsos, aunque conmigo no harías fortuna... (no uso).
No sólo cara a la jubilación es importante tener aficiones o hobbies, a lo largo de la vida de cada uno contar las mismas es decisivo.
Para quienes como yo padecemos depresión, sabemos de lo fundamental que es construir una red de actividades deportivas o creativas que nos hagan sentir bien, útiles y nos sirvan de válvula de escape. Muchas personas que llegan a la jubilación caen en esta enfermedad porque durante su vida no han sabido hacer otra cosa que dedicar su tiempo al trabajo, descuidando otros pilares fundamentales de la vida personal.
No hace falta ser un manitas del bricolaje, ni similar para hallar actividades que se acoplen a nuestra personalidad: lectura, cocina, deporte, escribir, pintura, fotografía, etc.
A mí aún me queda bastante para disfrutar de ese retiro donde te hallas querido Pedro... (ya te pagamos la pensión otros...)
Besos

Pedro dijo...

Querida Alex, voy a morderme la lengua (con cuidadito, eso sí) y no voy a soltar sapos y culebras por esta boquita que Dios me ha dado.
Mi pensión querida mía no me la paga nadie, me la he currado yo cotizando durante 39 años a la Seguridad Social (desde los 16 hasta los 55 años)así que como vuelvas a decir algo por el estilo, voy a ir a por ti y vas a desgastar las zapatillas de deporte de tanto correr...
Bueno, como es domingo tendremos la fiesta en paz.Un besazo.

Rosa dijo...

Que cosas más bonitas. Me has dejado con la boca abierta, menudo arte. Me encantan, son preciosos.

Pedro dijo...

¡Gracias Rosa! me gustaría poder mostrar más cosas como espejos, brazaletes, colgantes, pero he probado y no se aprecian en las fotos, así que me he decidido por los bolsos que son más grandes.

Sara dijo...

Pedro, estoy alucinando con las cosas que acabo de ver y sobre todo leer. Que preciosidades, el cuero me encanta, soy una autentica caprichosa de los bolsos y de todo lo que haces, que arte!
En otro orden de cosas y basandome en lo que te he leido te doy la razón amigo, se han de tener aficiones, y las tuyas son exquisitas. no sabes bien lo que he disfrutado leyendote, ah! en cuanto al tema de las pensiones...disculpame por el taco (me sale del alma)hay que joderse, toda la vida pagando a la seguridad social, cotizando como negros...regalo? y una leche!
bsitos a los dos.

ana dijo...

Me gustan mucho tus trabajos de cuero y sobre todo que tengas aficiones de jubilado. Yo me dedico a la encuadernacion y doy cursos en los que tengo prejubilados y son un colectivo maravilloso, con mas ilusion que muchos jovenes, te gustaria .
besos ana

Pedro dijo...

Ana.- No tengo forma de comunicar contigo.
¿Me dejas tu dirección de correo electrónico...?