lunes, 2 de julio de 2012

¡SE ACABÓ LO QUE SE DABA!

Y algunos temas pasarán página y se olvidarán...¡Y si no al tiempo...!
Pedro.M.B.

Voy a poner un añadido a raiz de algunos comentarios:

 La verdad es que estoy de acuerdo con Elena. Sí, es importante que nos inyecten optimismo. Una persona optimista afronta mejor los problemas que quien está depresivo.
Hay muchas cosas que arreglar en este pais y no solo por la historia más inmediata, sino por costumbres ancestrales.
Tenemos que cambiar de mentalidad, ser más prácticos, más trabajadores (cuando haya más trabajo), más solidarios y limpiar nuestra sociedad de políticos corruptos y buitres que se enriquecen sin importarles a quienes hunden.
¿Utopía...?
Puede ser, pero hay que ser optimistas.
Pedro.M.B.

5 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Y aprenderemos a vivir del aire.

Carmen dijo...

¡Opio para el pueblo!
Lo malo vendrá cuando se nos acabe y no tengamos ni para pipas y las uñas sean muñones después de habérnoslas comido.

Y encima solo nos queda el abaníco para no incrementar aún más el recibo de la luz :S

Pero bueno, hoy aún nos queda la ilusión y la euforia. Aprovechemos estos momentos de "felicidad colectiva"

Un beso, salao

Tita dijo...

Ya te digo, y a la vuelta nos meterán el dedito por el cu*o con los ivas, las subidas y las demás cosas.

Pero estaremos liados con el síndrome postvacacional, y tampoco estaremos muy pendientes...

elena dijo...

No, no estoy de acuerdo con vosotros. Esto es importante.
España es un país que necesita más que ninguno sentirse orgulloso de sí mismo, demasiado tiempo creyéndonos el culo del mundo.
Sólo sale adelante quien se siente fuerte, y este es un principio tan válido como cualquier otro.

Jamás había visto tanta gente en Barcelona con camisetas de la selección, y los balcones vuelven a estar llenos de banderas.

Repito, es importante.

Un beso, Pedro.

Pedro dijo...

La verdad es que estoy de acuerdo con Elena. Sí, es importante que nos inyecten optimismo. Una persona optimista afronta mejor los problemas que quien está depresivo.
Hay muchas cosas que arreglar en este pais y no solo por la historia más inmediata, sino por costumbres ancestrales.
Tenemos que cambiar de mentalidad, ser más prácticos, más trabajadores (cuando haya más trabajo), más solidarios y limpiar nuestra sociedad de políticos corruptos y buitres que se enriquecen sin importarles a quien hunden.
¿Utopía...?
Puede ser, pero hay que ser optimistas.