sábado, 16 de enero de 2010

LA VERDAD Y SOLO LA VERDAD.


La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.
Marco Tulio Cicerón.

La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés.
Antonio Machado.


Ayer me hablaron de un hombre con una inmensa fortuna, todos le envidiaron, pero yo no porque me conformo con lo que tengo.
También contaban maravillas de un hombre muy culto, todos le envidiaron, pero yo no porque me conformo con mi cultura.
Hablaron con admiración de un hombre muy atlético, todos le envidiaron, pero yo no porque acepto mi cuerpo tal y como es.
Corrió de boca en boca el nombre de alguien que siempre decía la verdad...
Todos le envidiamos...
Pedro.M.B.



Nota/ "¡Velay!" : Interjección vallisoletana (y puede que de más sitios; no lo sé) que se usa para confirmar o apoyar un dicho o hecho.

Pedro.M.B.

9 comentarios:

Cocina mia dijo...

Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para ti y tu familia.

Besos

Ana dijo...

Velay, también se dice por la campiña cordobesa... se ve que es cosa del español bien hablado

Besos. Recetasdemama

Javier dijo...

¡Velay!, en gallego se dice ¡velahí! y significa he ahí. Por cierto, lo de no envidiar un cuerpo atlético me parece bien pero tampoco es cosa de pasarse con la comida que luego vienen los infartos.

Un abrazo.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Ajá, conque mentiroso el hombre. Nosotros acabamos de abrir un curso: "Como decir verdades y no morir en el intento", ¿quieres que te anotemos, sí o no?... ¡Pedro, sé sincero y dinos la verdad!
Igual te queremos, lo nuestros va más allá de la razón.

Valdomicer dijo...

Velaquí, velahí y velallí.
Velaquile, velahíle y velallile.
En Extremadura, sobre todo en el medio rural se emplean todas estas expresiones.
De nada.
Abrazos.

Mariannete dijo...

¡Huy Pedro esa nariz!
En mi pueblo tambien se utiliza velaí, ahora no recuerdo bien para qué. Un beso.

Perol y Mortero dijo...

Jo Pedro, no se que hace un comentario mío hecho 2 días antes de que tu publicaras la entrada, será cosa de los martinitos ¿no?.

Muy de sabio lo que has escrito, pero creo que el más sabio eres tú.

Un abrazo

pd: pues la realidad es que me llamo Conchi, y no sé porque todos me llaman Carla. Creo que es porque en un correo que yo tenía puse ese nombre, pero vamos, de éso hace años luz. Pero no me importa, yo, como la copla "lo mismo me llaman carmen, que lolita que pilar, con lo que quieran llamarme me tengo que conformar."

Un abrazo

Shikilla dijo...

Me he reído con tu entrada anterior de los seres mito-ilógicos.

Decir siempre la verdad no es facil, hay verdades que duelen, hay verdades a medias, hay verdades que te condenan y verdades que condenan a los demás.

Decir la verdad siempre es para valientes, pero es la verdad lo que nos hace realmente libres.

Un abrazo, Pedro.

El futuro bloguero dijo...

Venía a ver la fabada de Adi, y veo tres entradas que se me escaparon, a veces no me funciona bien el chisme de las actualizaciones...

Bueno, vamos a comentar aunque sea con retraso...

El otro día leí en el periódico un articulo sobre los mentirosos:

El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera. Alexander Pope
Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti. Friedrich W. Nieztsche