martes, 10 de junio de 2008

EL GATO ENAMORADO.

¿ No habeis escuchado núnca a los gatos cuando están en celo maullar de forma desesperada...?
Los "pobrecicos" tienen que expresarlo de alguna forma y lo hacen contándoselo al firmamento.
Por cierto, os presento a Sami ( uno de mis tres gatos ).

Así era la entrada que puse hace 6 meses, hoy la familia ha crecido, ahora son 5 los gatos y espero que esto pare, porque Sula ya me mira de reojo.


Un gato de cara parda,
en noche de luna llena,
se encontraba en el tejado
maullándole a las estrellas.

Con la mirada perdida
y de forma plañidera,
le confiaba a la luna
el motivo de su pena.

Era una gatita blanca,
que vio una noche serena,
mientras cazaba ratones
a la luz de las luciérnagas.

Le encandilaron sus ojos,
sus bigotes, sus orejas,
su morro, su pelo blanco...
y se enamoró de ella.

Por eso, al caer la noche,
sobre el calor de las tejas,
llama a su gatita blanca
con voz grave y lastimera.

Pedro.M.B.

3 comentarios:

celdenit dijo...

He estado chafardeando en tu blog los animales, y veo que tu Sami es igualito que mi Kissy, pero ella es una gata.
La verdad que gusto tener animales verdad, cuanta compañía nos hacen y que agradecidos que son.

Terly dijo...

El Cupido de los gatos,
con una flecha certera,
su carazón le ha tocado
y muriendo está de pena.

Maulla, Sami, maulla
que la gatita te espera
necesita que la mimes
debajo de las estrellas

Ivana dijo...

Leyendo este blog, me acabo de acordar que he soñado que tenia una gata negra y había tenido gatitos!!! Me encantan los gatos para hacerles fotos, pero en casa... mejor dicho en un pisin!!