viernes, 4 de octubre de 2013

SOPA DE FIDEOS AL TURRÓN DE YEMA.



En todos nuestros hogares, al finalizar las fiestas navideñas, nos encontramos con el problema del ¿qué hacer con los restos de los dulces que nos sobran...? En una entrada de hace tiempo, propuse la "Empanada gallega con restos de polvorones", por la cual he recibido múltiples felicitaciones y llamadas de aliento, hoy os voy a asombrar con el "cum laude" de las sopas de aprovechamiento:
La "SOPA DE FIDEOS AL TURRÓN DE YEMA".

Su sabor no tiene nada que ver con las sopas de fideos tradicionales, la mezcla del caldo de pollo con la textura del turrón de yema, provoca unas suaves nauseas que no son fáciles de describir en un texto escrito, es necesario meterse la cuchara en la boca y experimentar por uno mismo.

Esta sopa además tiene varias propiedades:

Es una sopa de dieta (si no la comes no engordas) y cinco días a dieta estricta de sopa, aseguran la pérdida de 75grs de masa corporal (y de las ganas de vivir)

Sirve para mantener la tranquilidad hogareña cuando hay niños revoltosos: "¡Niños si no sois buenos, hoy os pongo sopita...!"

Es un sutil disuasor de visitas no deseadas: "¡Quedaros a comer, hoy tenemos sopa...!"

Es un eficaz repelente de moscas, mosquitos, cucarachas y cualquier insecto que nos perturbe y sus efectos se notan en el mismo momento que empieza a hervir (huyen despavoridos)

Es insuperable como desatrancador de inodoros y sumideros.

Y por supuesto una maravillosa ayuda para la economía familiar, ya que al utilizar el turrón de yema, evita tener que gastar dinero en comprar guarrerías como carnes, jamones y otras cosas.

ingredientes:

1l. de caldo de pollo.
1/4 de fideos entrefinos.
16 tabletas de turrón de yema.

Se desmenuza con las manos el turrón de yema.
Se echa sobre el caldo. (si vemos que no hay suficiente caldo, echamos 32 litros de agua y dejamos que se empape bien.
Se echan los fideos de uno en uno.
Si queremos, lo ponemos al fuego (si no queremos, no.)
Podemos utilizar también un buen brandy, pero aconsejo nos lo bebamos antes de ponernos a cocinar.

Y nada más, espero que os haya sido de ayuda y haya iluminado vuestras almas.

Pedro.M.B.

1 comentario:

Paqui Guillén Sánchez dijo...

Hola me encanta tu sopa la voy hacer para mi hijo pequeño que no quiere comer jajjajjajjjajaa