jueves, 5 de abril de 2012

TORRIJAS (secas)


Aprovechando que por Madriz (sí, he puesto Madriz ¡qué pasa!) pasa el Manzanares, que llega la Semana Santa y que me gustan mucho, voy a poneros unas torrijitas. ¡Que las disfrutéis!

El otro día, estuve contando el nº de recetas diferentes que había en España hablando de torrijas. Sin temor a exagerar conté unos 25.000.000 (exagerando, más) así que os voy a poner la receta 25.000.001.

ingredientes: (dependiendo del nº de comensales)

2 barras de pan de dos días antes (no empleé pan especial)
3/4 de litro de leche.
250grs de miel (recordad que la miel la dan las abejas, no las ovejas)
1 palo de canela.
5 cucharadas de azúcar.
1 cucharada de canela en polvo.
6 huevos de gallina hembra (las gallinas macho, no ponen huevos ¡palabra!)
Aceite de oliva o de girasol (¡aceite de motor, NO!


desarrollo y ejecución del "platillo delisioso":

Se pone a hervir la leche, con el palo de canela.
Mientras hierve la leche, podemos leer el periódico.
Recogemos con la fregona la leche que se nos habrá salido por leer el periódico.
Ponemos otros 3/4 de litro de leche y reiniciamos el proceso.
Cuando esté bien caliente se añade la miel y removemos bien, para que se disuelva.
Apagamos el fuego y dejamos enfriar (que quede tibia)

Cortamos el pan en rebanadas gruesas. 2 dedos (a lo ancho, a lo largo ¡NO!)

Batimos los huevos de gallina hembra como si en ello nos fuese la vida (tiempo de batido: entre 1 minuto y 7 horas, aproximádamente)

Ahora, viene lo difícil:
Si metemos todas las rebanadas en leche, se nos ahogarán ¡LAS REBANADAS DE PAN NO SABEN NADAR! así que os aconsejo las metáis de 3 en tres o de 4 en 4, de forma que no se ahoguen (tiempo de inmersión 3 segundos por cada lado)
Si alguna se nos ahoga, le hacemos el "boca a boca" y si nos pillan con la boca llena de pan , no tenemos más que decir: "¡NO ES LO QUE PARECE...!"
Según las saquemos de la leche (si hace falta, las dejamos escurrir un poco) las bañamos en huevo

y aprovechando que estarán muy sorprendidas por el nuevo baño, las sumergimos en aceite hirviendo, dejándolas que se doren por un lado y dándoles la vuelta para que se doren por el otro.


En una taza, tazón, vaso, recipiente o cacharro, mezclamos el azúcar y la canela en polvo y con el movimiento de muñeca que se emplea para dar cartas o para dar de comer a las gallinas, espolvorearemos las torrijas que estarán reposando del susto sobre papel de cocina para que les absorba el aceite sobrante.
Estas son las torrijas "secas".
Al que le gusten "mojadas" (como a mí) no tiene más que poner más leche, más miel (proporcional) y otro palo de canela, después de la última operación, con la leche ya fría, se cubren las torrijas y se meten en el frigorífico (diga lo que diga mi contraria, que no le gustan frías...)
¡Disfrutadlas!
Pedro. M.B.

17 comentarios:

Inma Ll. R-C. dijo...

Hola Pedro, divinas tus torrijas; es uno de mis dulces favoritos. La semana santa no es lo mismo sin ellas... Por cierto, no cierres tu blog, descansa el tiempo que necesites, pero vuelve!!! Un abrazo, Inma (vaya popurrí)

Harapos dijo...

¡Ay Pedro! de todos los blogs que tengo metidos en mi lector, si hay actualización del tuyo, es el primero en el que pincho. Te digo lo mismo que Inma, no digas adiós, sólo hasta luego. Yo jamás te borraré del reader. Aunque a mí me gusten las torrijas calentitas y mojadas en anís...

Tita dijo...

No es por fastidiar...pero estas no son las auténticas torrijas ;)

¿miel? ¡vaya estómago de campeón hay que tener!

Yo azuquitar solo. Y les pongo leche a unas cuantas hasta que dejan seco el cacharro. Y luego un poco más. Fijaté si las mojo

¿no dirás en serio lo de dejar el blossssss?

Besos

EL PUCHERETE DE MARI dijo...

Pedro, echaba en falta leer tus entradas y espero que no nos dejes porque a mi me ha recomendao el médico que me ria y no tengo dinero para ir a risoterapia, eso que esta tan de moda y es mu caro.
Las torrijas me pido media docena de cada y no me importa que las mojadas estén fresquitas.
Me ha encantado la viñeta, también me pido otra.
Besos y que disfrutes estos días

Kako dijo...

Creo que voy a terminar por hacer las famosas torrijas, que no hay blog que no las tenga y yo sin saber de que se trata todo esto.
Nada, que no te alejes mucho porque tu gente te extraña, eh?.
Un abrazo.

Javier dijo...

Siento no poder hacer las torrijas. En mi casa no hay pan que dure dos días y menos con la crisis pero disfrutaré sabiendo que tus seguidores se van a chupar los dedos con ellas.

Un abrazo.

Pedro dijo...

Inma Ll. R-C.-
¿Y por qué tiene que ser en Semana Santa...?
¿Por qué el turrón en Navidades?
¿Por qué los helados en Verano...?

Harapos.-
No es un "adios" definitivo, pero desde luego las entradas serán muyyyyy espaciadas...

Tita.-
¡Lo que yo decía! Tu receta es la nº 25.000.002.
No. no dejaré el blog, pero me prodigaré mucho menos.

EL PUCHERETE DE MARI.-
No, no os dejaré definitivamente, pero...¡Es que me he quedado sin "chispa"...!

Kako.-
¡Ya estás tardando! además, como habrás visto, son muy fáciles de hacer.

Javier.-
No pongas excusas, en estos días las panaderias venden pan "especial para torrijas".
¡Pero claro, es más fácil abrir el pico como los gorriones...!
Además, las torrijas no llevan cebolla.

Bueno, pues eso, que ¡os quiero!

Pamen dijo...

Anda Pedro!!! pues si se te va a echar de menos y mira que es raro que tu te quedes sin chispa, con la que tu tienes..
Bueno, da igual aunque tardes al menos aparecerás de vez en cuando, mírame a mi, que tardo un mes en publicar y no será por recetas.
Volviendo a las torrijas, nunca las he comido secas, pero a mi me gustan más húmedas seguro...yo les pongo miel encima después de freirlas. Se ven estupendas estas eh?
besotes

TeRe dijo...

qué ricas PEdro...te han quedado estupendas! un besoo

Pedro dijo...

Pamen.-
Yo, como habrás visto, prefiero mezclar la miel con la leche y que el pan la chupe por completo y se reparta mejor. Lo que le echo por encima es un "golpe" de canela en polvo.

TeRe.-
Y además mis torrijas no engordan nada....¡engordo yo!

Un abrazo de oso meloso.

Mª Ángeles Sánchez dijo...

Pedrooooo, no te vayas, no cierres tu casa, que nos encontramos muy a gusto en ella...
Aunque no encuentres correo mío, no es que no te lea, es que siempre que lo hago no sé qué decirte, majo... que siempre digo lo mismo, me faltan las palabras para contarte lo que me río con tus cosas, y ls recetas tan buenas que nos podnes después, como estas torrijas. Que me encantan.
Ahora voy a publicar las mías, que son más o menos como las tuyas...
bEsos y hasta pronto.

Isabel dijo...

Corazón tus torrijas son como las mias. jejeje
Descansa pero vuelve, que siempre tu sonrisa nos alegra el dia

besotes

Nora dijo...

Seguro que la chispa vuelve prontito y tendré que probar lo de la miel, seguro que estaban deliciosas...

Mary dijo...

Veo que eres un magnífico cocinero Pedro, vaya torrijas buenas preparas, enhorabuena!!!
Por aquí me quedo!!!

Pedro dijo...

Mº Ángeles Sánchez.-
¡De acuerdo, os dejo la llave debajo de la maceta de geranio...!

Isabel.-
La verdad es que me he quedado con ganas de más torrijas...

Nora.-
Tendré que buscar un pedernal...
Recuerda que la miel la dan las abejas, no las ovejas.

Mary.-
Cocinero no sé, pero tragón soy un montón...

¡FELIZ NAVIDAD!
¡MUAC!

beitacocinita dijo...

HOLA PEDRO,NO NOS DEJES¡¡¡ QUE NOS HACES PASAR MUY BUENOS MOMENTOS¡¡¡¡¡¡¡¡ DELICIOSAS TORRIJAS¡¡BESINES

Loveforfood dijo...

Your writing, photos and recipe ideas are always so inspiring!