jueves, 23 de octubre de 2008

LA SIESTA.


En la entrada anterior, os hablaba de los pequeños placeres y la siesta es, sin duda alguna, uno de ellos.
¿Cuál es su origen, cuántos la disfrutan, cuántos la añoran, cuántas clases de siesta hay...? Vamos por partes:

origen.-

Siesta, viene del latín "hora sexta", periodo comprendido entre las 12 del mediodía y las tres de la tarde, que era cuando después de comer, se hacía un descanso para reposar la comida.
¿Os pensabais que era un invento español...? ¡Pues no!, de hecho ni siquiera lideramos su uso en Europa, ya que el porcentaje de "usuarios" está liderado por los alemanes (22%), seguidos de italianos (16%), británicos (15%) y en un discreto 4º lugar, estamos los españoles con un 9%.
¿Sorprendid@s...?

La siesta no es sin embargo un capricho, sino el resultado natural del descenso de la sangre (después de comer) desde el sistema nervioso al sistema digestivo, lo que provoca una lógica somnolencia.
Los "entendidos" aconsejan que la siesta tenga una duración de entre 10 minutos y 1/2 hora...
¡¡¡ESTÁN LOCOS...!!!
Una siesta que se precie, tiene que ser yéndose a la cama, rezando eso de "cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro angelitos que me la guardan..." y metiéndose entre las sábanas una horita (por lo menos)

tipos de siesta.-

Hay varios tipos de siesta:

Cabezadita.-
Después de comer, sentad@ en un sillón y con una duración de 10 ó 15 minutos.

Cabezada.-
Después de comer, en un sillón con orejas, roncando y con una duración de 15 a 30 minutos.

Siestorro.-
En la cama, a pierna suelta, roncando, babeando y con duración a partir de 45 minutos.

Siesta canónica o del borrego.-
Cualquiera de las formas anteriores, pero antes de comer (no es muy usual) (¿o sí...?)

¿dónde se practica...?

Su práctica está extendida por todo el mundo y hay incluso lugares donde está reconocida como derecho laboral.
Personajes mundiales que practicaban la siesta asiduamente:
Winston Churchill.
Pitágoras.
Albert Einstein.
Mao.
Superman.
El Zorro.
La perra Lassie
La perra Sula (descendiente de la anterior, ver foto)

¡Bueno, esto es todo por hoy, me voy a echar un siestorro...!

Pedro.M.B.


17 comentarios:

recetasdemama.es dijo...

A mi me gustan las siestecillas del sofá... las de quedarte traspuesto un rato y despertar con el café frío e intragable

Ana

cibercuoca dijo...

Ay, Pedro, estoy encantada con tu buen humor, otra vez me hiciste reír, mi abuelo hacía la siesta antes de comer, yo me olvidé de la siesta gracias al blog, pero me gustaría dormir a pata suelta, pero que no se me caiga la baba.
Besos a toda la familia

Terly dijo...

La siesta, como su nombre indica "si está" debe "de estar" presente siempre, en todo aquel que se precie de vivir bien la vida porque, ya lo decía Calderón de la Barca ¿Qué es la vida sin la siesta? Un frenesí. ¿Qué es la vida sin la siesta? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que la sieta es sólo sueño, y los sueños, sueños son.
Un abrazo, campeón.

Shikilla dijo...

Yo, como seguidora de la "cabezadita", que considero sagrada, siempre he pensado que era un deporte mayoritariamente español, pero veo que no la inventamos, aunque sí que la seguimos tradicionalmente practicando.

Creo que más de 15 o 20 minutos es vicio, salvo en el verano, que cuando aprieta el calor es de urgente necesidad practicar tan noble deporte.

Pedro dijo...

Ana- recetas de mamá.-
¡Total, una cabezadilla! Si es lo que te gusta y te sienta bien, bienvenida sea la cabezadilla. ¡Disfrútalas!

Cibercuoca.-
La baba chorreante, es síntoma de felicidad y relajo, no la desprecies y relájate.

Terly.-
Ja,ja,ja,ja ¡a ti, ya te he dado lo tuyo en tu blog. ¡Magnífica entrada la tuya, hacía tiempo que no me divertía tanto!

Shikilla.-
¡Pues ya ves, hasta Julio Cesar se echaba la siesta! (a veces con Cleopatra)
Y lo mio es de puro vicio, de la horita no baja.

Un abrazo a tod@s.

Aguijón dijo...

A mí me gusta el siestorro y en pijama... que gozada...
Con niños casi nunca es posible.
abrazos,

Su dijo...

Te falta al siesta del bus, es de lo mejor, que caretos llevamos todos...Por cierto ya veo que no eres el rey de la casa, ja jaja

Pecas dijo...

En casa a los siestorros como a tí te gustan les decimos "siesta de pijama y orinal" Yo siempre que puedo engancho una, la pena que puedo muy pocas veces y ando medio "pa-llá" todo el dia.

Pedro dijo...

Aguijón.-
¡Estoy contigo, es una auténtica gozada!
¡Ya se harán mayores...!

Su.-
¡No! eso no es siesta, le falta intimidad y relajo.

Pecas.-
Je,je,je,je,¡Ya te jubilarás...!

¡Daros por besad@s, que me voy a dorZzzzzzzz....!

liuia drusilla dijo...

Yo no soy partidaria de las siestas, porque soy más de hibernar como un oso y si me duermo y me despierto al poco, me pongo de mal humor. Además, ya hice el cupo de toda mi vida en segundo de carrera, una vez que volví de un examen y me eché la siesta de mi vida: 16 horas.
Mis compañeros de piso se sorprendieron cuando me vieron emerger de mi guarida: ¡pensaban que no estaba en casa, del tiempo que llevaban sin verme!

Pilar - Lechuza dijo...

A mi me encanta echar una cabezadita en el sofá despues de comer. Si por cualquier motivo no puedo, estoy toda la tarde bostezando por todos los rincones!! Me levanto a las 6:30 y claro, a las 3 de la tarde, el cuerpo pide posición horizontal.
En casa me toman el pelo, diciendome: "Mamá, te está llamando" y cuando pregunto: "Quién?" su respuesta es: "El sofá, que te echa de menos".
un abrazo

Jerusalem dijo...

Pues yo me apunto a la siesta, además que me gusta en el sofá y con el amndo en la mano... jejejeje
No lo puedo remediar pero mi 25 minutillos no me los quita nadie

:-)

Pedro dijo...

Liuia Drusilla.-
Pilar-Lechuza.-
Jerusalem.-

Mis siestas son de siestorro,
en ello pongo mi empeño,
hay que echarle mucho morro
y decir: ¡LA VIDA ES SUEÑO...!

Quique dijo...

La verdad que si entras a trabajar o a clase, como es mi caso, a las 4 de la tarde, y terminas de comer a las 3, no te queda otro remedio que dar una cabezada de 10 o 12 minutos. Pues nada, por Penáguila lloviendo ahora mismo, y de momento ya han caído 60 litros.

Saludos

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡¡El Siestorro es de los nuestros!!, pero sin babear, claro.
En esta zona se duerme mucho la siesta, dicen que es por el clima...¡es una buena excusa, oigan!... si conocen una mejor, ya nos la pueden decir, así la usamos también.
¡¡Cariños a todos, que es gratis y lo menos que se puede hacer es regalarlo!!

Pedro dijo...

Quique.-
¡Ya peinarás canas, te jubilarás y tendrás tiempo de echarte siestorros, mientras, disfruta de tus años...!
¿Me los cambias...?

Clara y Pepe.-
¡Pues el babeo, tiene su encanto...!
¿Otra excusa...?
Que es para refrigerar las neuronas.

¡Pues eso,cariño para todos, que es gratis!

Pedro dijo...

Quique.-
¡Se me olvidaba!
¡Un abrazo y un recuerdo para toda Penáguila!